LOGO CORPORACION DIOCESANA


Image1 image2 image3 image4 image5 image5 image6 image7 image7 image8 image9
Buscar en Corporación

Nuestra Historia

Nuestros Aliados

Gracias a nuestros aliados hemos logrado construir un mundo más humano y justo.

Actualidad Quiénes Somos Historia

PostHeaderIcon Nuestra Historia

La Corporación Diocesana Pro-Comunidad Cristiana fue fundada por el excelentísimo Monseñor José Gabriel Calderón Contreras, primero obispo de la Diócesis de Cartago, el 17 de agosto de 1973, luego de una emergencia invernal que dejó varias familias damnificadas, estas dependían totalmente para su subsistencia de la extracción de arena y balasto de río.

A partir de allí se organizó la Corporación Diocesana con su personería jurídica, con el firme propósito de brindar a las familias más pobres de la ciudad, la posibilidad de acceder a una vivienda digna. Gracias a esta gestión, Cartago no cuenta con asentamientos tuguriales de las dimensiones que tienen otras ciudades colombianas. En este tiempo  se han construido 48 barrios en la ciudad.

En este momento nuestro campo de acción ha trascendido las fronteras de la Diócesis y gracias a un excelente posicionamiento y credibilidad, hemos accedido a programas de beneficio social en  los 42 municipios del Valle del Cauca y en los departamentos de Quindío, Risaralda y Choco. La construcción de vivienda ha tenido como complemento el acompañamiento por medio de programas complementarios de capacitación y promoción social.

La institución, se financia con el apoyo de algunas entidades internacionales, del Gobierno Nacional a través de convenio y acuerdos; y de la generación de recursos propios. En 42 años la Corporación Diocesana Pro-Comunidad Cristiana ha construido más de 15. 000 viviendas y ha realizado 17.000 mejoramientos.

Desde aquel momento, Monseñor Jairo Uribe Jaramillo ha estado al frente de esta institución, que durante 42 años se ha preocupado por brindarle a la comunidad menos favorecida la oportunidad de optimizar su calidad de vida, mediante el acceso a una vivienda digna y a múltiples proyectos de dignificación social; todo ello con el apoyo y la bendición del Excelentísimo Monseñor José Alejandro Castaño Arbeláez, actual Obispo de la Diócesis.